Tumores de cabeza y cuello

Tumores de cabeza y cuello

Los tumores de cabeza y cuello representan aproximadamente el 5% de todos los tumores y son mucho más frecuentes en el sexo masculino, aunque el hábito tabáquico en la mujer está determinando un incremento en la incidencia de estos tumores en las mujeres. La localización más frecuente es la laringe y se suelen diagnosticar en la sexta década de la vida. Los tumores nasofaríngeos, por el contrario, son propios de edades más tempranas.


Los dos factores de riesgo más importantes para la aparición de un cáncer de cabeza y cuello son el uso del tabaco y el consumo de alcohol.



Los dos factores de riesgo más importantes para la aparición de un cáncer de cabeza y cuello son el uso del tabaco y el consumo de alcohol. Ambos factores exógenos se potencian el uno al otro como causas del cáncer de cabeza y cuello. Aún así, otros factores están implicados en la gestación de este tipo de tumor: infecciones por papilomavirus o virus de Epstein-Barr, falta de higiene bucal, carencias vitamínicas o antecedentes de irradiación.



Para el diagnóstico de estos tumores es imprescindible una exploración clínica detallada, el uso de endoscopios que permitan el acceso a localizaciones profundas y técnicas de imagen como TAC o resonancia magnética que nos informen de la extensión de la enfermedad.



El pronóstico de estos tumores depende de factores tales como el tamaño tumoral, la afectación ganglionar regional, la invasión de órganos a distancia, el estado general del paciente, su edad, la infección por papilomavirus o la respuesta inicial al tratamiento con quimioterapia.


Las modernas técnicas quirúrgicas permiten la extirpación de muchos de estos tumores minimizando las secuelas funcionales y estéticas.


La cirugía es la base del tratamiento de estos tumores aunque, en muchos casos, puede resultar mutilante. Las modernas técnicas quirúrgicas permiten la extirpación de muchos de estos tumores minimizando las secuelas funcionales y estéticas y consiguiendo, en muchos casos, la preservación de los órganos implicados.



Radioterapia y quimioterapia



La radioterapia constituye una de las armas fundamentales para combatir los tumores de cabeza y cuello y puede utilizarse como adyuvancia al tratamiento quirúrgico, o como tratamiento paliativo para el control de síntomas o complicaciones derivadas del tumor, tales como sangrados.



En casos seleccionados puede utilizarse braquiterapia en el tratamiento de estos tumores, utilizando semillas de material radioactivo que se depositan en los tumores a tratar con el fin de liberar en ellos una dosis máxima de radiación, lesionando lo menos posible los tejidos sanos circundantes.



La quimioterapia también juega un papel importante en el tratamiento de los tumores de cabeza y cuello. Se utiliza antes de los tratamientos locales, cirugía o radioterapia (tratamiento neoadyuvante), tras ellos (adyuvancia), o como tratamiento paliativo en situaciones de enfermedad avanzada.


Cuadro facultativo

Javier Lavernia Giner

Javier Lavernia Giner

ONCOLOGÍA MÉDICA

Infórmese sin compromiso

Si lo prefiere, nos pondremos en contacto con usted

Localización

HOSPITAL QUIRONSALUD VALENCIA:

Hospital de Día Quirónsalud – 3ª Planta

Av. Blasco Ibañez, 14 46010 Valencia

Horario de Atención: Lunes a Viernes de 08:00 a 22:00

Teléfono de contacto
96 339 04 00 - 24h
Localización

CONSULTA EXTERNA ONCOLÓGICA:

C/ Severo Ochoa, 14 – bajo 46.010 Valencia

Horario de Atención: Lunes a Viernes de 14:00 a 21:00






Enviar email